Qué saber sobre los préstamos con garantía hipotecaria

Si te estás planteando solicitar un préstamo con garantía hipotecaria, este artículo te ayudará a comprender a mayor grado lo que implica este tipo de financiación. Muchas personas confunden el crédito hipotecario con los préstamos con garantía hipotecaria. Si no sabes cuál es la diferencia, te animamos a que continues leyendo.

Préstamos con garantía hipotecaria

Contenidos:

  1. ¿Qué es un préstamo con garantía hipotecaria?
  2. ¿Para qué se suelen utilizar estos préstamos?
  3. Solicitar un préstamo con garantía hipotecaria estando en ASNEF
  4. ¿Cómo pedir un préstamo con garantía hipotecaria?
  5. Aspectos que influyen en la concesión de un préstamo hipotecario

¿Qué es un préstamo con garantía hipotecaria?

Antes de entrar en materia, es necesario definir lo que es un préstamo con garantía hipotecaria. Al contrario de lo que muchas personas puedan pensar, un préstamo con garantía hipotecaria no es un crédito hipotecario. Aunque ambos son préstamos con aval, y el aval puede ser el mismo, el préstamo con garantía hipotecaria no se utiliza para la adquisición de un inmueble, como sí pasa con el crédito hipotecario.

Por lo tanto, podemos decir que un préstamo con garantía hipotecaria es un préstamo personal con un inmueble como aval, y no una persona que sería avalista. La finalidad de este préstamo con aval puede ser cualquiera, y las condiciones específicas se negocian con la entidad prestamista. En caso de que el solicitante incumpla con las mensualidades, la entidad prestamista tiene derecho, tras varios avisos, a ejecutar la garantía disponiendo de la propiedad para su posterior subasta.

¿Para qué se suelen utilizar estos préstamos?

Como acabamos de mencionar, la finalidad de este tipo de créditos puede ser muy amplia. Aunque, podemos destacar algunas de las principales finalidades que se le suelen dar a este tipo de financiación, ya que son diferentes a las que se le suele dar a los préstamos sin aval. Entre las más comunes podemos encontrar:

  • La reunificación de deudas en una misma mensualidad.
  • Solventar una situación de falta de liquidez de una gran cantidad puntual.
  • Hacer frente a una deuda y poder salir de un fichero de morosidad, como podría ser salir de ASNEF o Experian Badexcug.
  • Para refinanciar una deuda ya existente y poder adquirir mayor liquidez.

Como vemos, son muchas las causas más comunes para solicitar un préstamo con garantía hipotecaria. Pero, la duda que le surge a muchas personas es si ¿se puede solicitar uno de estos préstamos estando registrado en una lista de morosos?

Solicitar un préstamo con garantía hipotecaria estando en ASNEF

A esta pregunta tan común la respuesta es sí. Son muchas las entidades que ofertan este tipo de financiación sin revisar los registros de morosidad. Por lo que, podemos decir que, al igual que existen préstamos con ASNEF sin garantía hipotecaria; también podemos encontrar préstamos con ASNEF con garantía hipotecaria. Entre las opciones que ofrece el mercado podemos destaca a SuitaPrest. Como una alternativa, te mostramos otra entidad que funciona con vehículo como un aval.

  • SuitaPrest. Solicitando un préstamo con garantía hipotecaria de esta entidad prestamista puedes llegar a conseguir hasta 300.000 € a devolver en un plazo máximo de 20 años. Cabe mencionar que la cantidad máxima variará en función del valor del inmueble que se establezca como aval. Además, este préstamo está disponible para personas que se están en ASNEF.
  • Gedescoche. Mediante la financiación de esta entidad, puedes llegar a conseguir hasta 100.000 € a cambio de tu coche como aval. Esta empresa también ofrece sus servicios de financiación a personas que se han visto incluidas en ficheros de morosidad, como ASNEF o RAI.

Como hemos visto, existen empresas que no se fijan en si estás, o no, registrado en un fichero de morosidad. Esto se debe, principalmente, a que para estas entidades, el principal requisito a cumplir es que dispongas de un inmueble que poner como aval hipotecario.

Firma Solicitar préstamo Importe Plazo Préstamo con ASNEF
SuitaPrest Solicitar Hasta 300.000 € Hasta 20 años ✔️
Gedescoche Solicitar Hasta 100.000 € Hasta 20 años ✔️

¿Cómo pedir un préstamo con garantía hipotecaria?

Para poder acceder a uno de estos préstamos con aval, es necesario seguir casi el mismo procedimiento que para solicitar cualquier otro tipo de préstamo a plazos. La diferencia más notable entre ambas solicitudes, es que será necesario que aportes la documentación referente al inmueble que servirá de avalista; contrario al poceso con los préstamos sin papeles. Por lo tanto, el proceso es muy sencillo y se puede hacer todo online. Lo primero será acudir a la entidad en cuestión. Tras escoger el monto que deseas y el plazo de devolución, o la cuantía de la cuota mensual, tan solo tendrás que rellenar un formulario con tus datos personales.

Una vez relleno el formulario, será necesario aportar la información pertinente; como, por ejemplo, la documentación del inmueble que servirá de aval. Esto podrás hacerlo mediante un correo electrónico, o subiéndolo a su servidor directamente. Una vez completado el proceso de solicitud, la empresa prestamista se pondrá en contacto contigo para darte una respuesta. En caso de ser afirmativa, solo queda firmar el contrato y recibir el dinero solicitado. Así de sencillo es solicitar un préstamo con garantía hipotecaria.

Aspectos que influyen en la concesión de un préstamo hipotecario

Son muchos los factores que tienen relevancia a la hora de aprobar o denegar un préstamo con garantía hipotecaria. Sin embargo, podemos mencionar los que, para las entidades prestamistas, son más relevantes. El primer aspecto determinante en la aprobación de un préstamo con aval de este tipo es la tasación del inmueble. Mediante esta tasación, la entidad prestamista sabrá cual es la cantidad máxima que podrá ofrecerte de manera segura. Para ello, tras formalizar la intención de solicitud del préstamo, la empresa prestamista enviará a un tasador oficial que se encargará de realizar la tasación necesaria para la aprobación del préstamo.

El estado de cargas de la propiedad que será aval de la transacción, será el segundo aspecto determinante en la aceptación del préstamo. Es importante que, aunque pueda existir una previa hipoteca aún en vigor sobre el inmueble, esta sea pequeña. No existe una cifra concreta que determine si se acepta o no el préstamo, por lo que la mejor opción es acudir directamente a la entidad prestamista y realizar las consultas necesarias.

Consejos

Préstamos entre Particulares

Si piensas en obtener dinero rápido, seguro que se...

Cuánto tarda una transferencia bancaria

En este artículo, vamos a hablar de los diferentes...

¿Qué es la usura y cómo reconocerla en los préstamos?

Durante el transcurso de los últimos meses, han sido...

Derecho de desistimiento: ¿en qué consiste?

El desistimiento es un derecho que existe por ley,...

Cómo actuar y protegerte de las empresas de recobro

Las empresas de recobro son empresas dedicadas única...

¿En qué consisten los préstamos con aval?

A continuación, vamos a analizar qué significa avalar...

Préstamos sin aval - 17 ofertas

En el mundo económico actual, es común encontrar personas...

Crédito hipotecario

Crédito hipotecario Antes de lanzarte a solicitar un...

Añadir comentario

##     ## ##    ## ########  #### ##      ## 
##     ##  ##  ##  ##     ##  ##  ##  ##  ## 
##     ##   ####   ##     ##  ##  ##  ##  ## 
##     ##    ##    ########   ##  ##  ##  ## 
##     ##    ##    ##     ##  ##  ##  ##  ## 
##     ##    ##    ##     ##  ##  ##  ##  ## 
 #######     ##    ########  ####  ###  ###  

Registrese para ocultar este campo

Comentarios