¿Cuáles son tus opciones cuando necesitas dinero rápido?

Si necesitas dinero rápido tienes muchas opciones. Puedes vender una cosa que ya no uses o puedes pedirle dinero prestado a un amigo o a un familiar, pero esto puede ser algo incómodo. Por ello, te presentamos las opciones más adecuadas para conseguir dinero urgente.

Pedir un préstamo online

Los préstamos son la manera más rápida y sencilla para obtener algo de dinero extra. Su mayor ventaja es que están disponibles para todos, incluso para las personas en ASNEF o con un mal historial crediticio. Además, en muchos casos los prestamistas no requieren nómina ni aval para conceder crédito rápido.

La mejor manera de conseguir un préstamo es solicitarlo online. Ahorra tiempo y puedes hacerlo desde la comodidad de tu casa. El proceso de solicitud de un préstamo online es muy sencillo. Sólo se necesitan unos minutos para rellenar un formulario online y enviarlo. A continuación, el prestamista revisará la información y se pondrá en contacto contigo para comunicarte su decisión.

Solicitar una tarjeta de crédito

Una tarjeta de crédito es una tarjeta de plástico que puede utilizarse para comprar artículos y servicios. Suele ser emitida por un banco u otra institución financiera, y el usuario de la tarjeta recibe una línea de crédito que puede utilizar hasta un determinado límite. El emisor de la tarjeta de crédito cobra intereses por la cantidad prestada, que se amortiza con el tiempo. Así pues, una tarjeta también constituye un tipo de préstamo que debes pagar en un plazo determinado. Su ventaja es que los intereses suelen ser más bajos que los de los préstamos rápidos. 

Pedir un préstamo a plazos

Si necesitas dinero urgente pero en una cantidad mayor un préstamo a plazos puede ser una buena opción. Se trata de un tipo de préstamo en el que el prestatario paga a la entidad en cuotas mensuales. El cliente tiene que devolver el importe más los intereses a lo largo de un determinado periodo de tiempo.

▷ Los mejores préstamos a plazos:

 

Utilizar una línea de crédito

Una línea de crédito es un préstamo que no tiene una fecha fija de reembolso y al que se puede acceder a medida que se necesitan los fondos. Suele utilizarse para préstamos a corto plazo, por ejemplo para cubrir gastos hasta que se reciba una nómina. Tú sólo pagas los intereses por los fondos prestados y no por el importe total de la línea de crédito.

▷ Encuentra las mejores líneas de crédito:

 

Conclusión

Hoy, todos los tipos de préstamos presentados en este artículo son fácilmente accesibles. Hay varias opciones entre las que los clientes pueden elegir. Recuerda que aunque algunos tienen los requísitos mínimos, por ejemplo disponer de una cuenta bancaria, a veces pueden tener comisiones ocultas o costes adicionales. Por lo tanto, es importante conocer bien las condiciones de un crédito y saber comparar las alternativas para elegir la mejor para tus necesidades. Para hacerlo puedes utilizar Loando.es. En nuestro sitio web tienes acceso a diferentes tipos de préstamos y puedes compararlos de manera transparente.

 

Los mejores préstamos rápidos de febrero

Añadir comentario

      ## ####  ######  ##     ##       ## 
      ##  ##  ##    ## ##     ##       ## 
      ##  ##  ##       ##     ##       ## 
      ##  ##  ##       ##     ##       ## 
##    ##  ##  ##       ##     ## ##    ## 
##    ##  ##  ##    ## ##     ## ##    ## 
 ######  ####  ######   #######   ######  

Registrese para ocultar este campo

Comentarios