Reunificación de deudas - ¿cómo funciona?

Si pasas una mala racha y se te acumulan los recibos de tu hipoteca, tu coche o la lavadora, es posible que debas pensar en reunificar tu deuda. Debes de ser consciente que la deuda no va a desaparecer y ni siquiera va a disminuir, simplemente vas a disponer probablemente de una cuota mensual inferior. Aunque debes tener claro que aunque ganarás comodidad, el plazo de vigencia del préstamo se incrementará.

¿Qué es la reunificación de deuda y cómo afecta a tu bolsillo?

Hoy en día, la mayoría de la gente tiene varias deudas acumuladas por préstamos diferentes. Hipotecas, la cuota del préstamo para el coche, algún otro préstamo para un arreglo o imprevisto... y varios más.

Puede que la suma de esos créditos te venga un poco larga a final de mes y que incluso hayas agotado los opciones de solicitar periodos de carencia o prórrogas . ¿Y si hubiera una solución para pagar menos? Lo cierto es que la hay: la reunificación de deudas.

Por esta vía puedes conseguir un gran ahorro al pagar todas tus deudas. Sin embargo, no es para todo el mundo ni para todas las situaciones. Por eso, lo mejor es que te informes en este post de todo lo que necesitas saber sobre el periodo de carencia. ¡Vamos allá!

Qué es la reunificación de deudas

La reunificación de deudas es la fusión en un solo pago de todos los que ahora realizas a varias entidades. Es una manera de obtener ahorro por un lado y tranquilidad por otro, ya que todo resulta más sencillo si lo gestionas en un sólo pago y con una sola entidad.

Esta es una solución que se está usando mucho, ya que los años de crisis han provocado que sean muy numerosas las personas que han tenido que pedir varios préstamos a la vez. Y las entidades han reaccionado ofreciendo cada vez más esta facilidad para el cliente.

Aunque la ventaja de pagar menos y en una sola cuota hace que todo lo demás compense para la mayoría, lo cierto es que debes tener claro cómo funciona esto y cuáles son sus ventajas e inconvenientes.

Cómo funciona la reunificación de deudas.

Una vez que ya sabes qué es la reunificación de deudas, hay que ir a la práctica. ¿Cómo se hace?

El procedimiento para hacer una reunificación de deudas es sencillo en la teoría. No hay más que cancelar todos los préstamos existentes y contratar uno nuevo. Este nuevo préstamo será por la misma cantidad que los préstamos personales cancelados y para un mayor plazo de tiempo.

La parte buena es que ahora pagarás cuotas mensuales menores. La mala es que estarás endeudado durante más tiempo y que pagarás más intereses. Además, es casi seguro que las entidades con las que canceles tus préstamos te cobrarán una comisión por ello.

Depende de cada persona, este proceso habrá sido una buena decisión o no. Lo más importante aquí es echar cuentas y ver qué te sale más rentable.

La reunificación de deudas se puede realizar de dos maneras diferentes:

Cómo afecta a tu bolsillo: gastos de la reunificación de deudas

Aunque con la reunificación pagarás menos cuota mensual, tiene una serie de gastos que debes tener claros a la hora de valorar si te compensará hacer una reunificación o no. Vamos a verlos.

En el caso de que se trate de una contratación o ampliación de hipoteca, tendrás los siguientes gastos:

  • Cancelación de la hipoteca anterior y de los otros préstamos. 
  • Gastos de apertura de la nueva hipoteca (comisión de apertura, notario y gastos de gestión).
  • Nueva tasación de la vivienda.


Si optas por una reunificación de deudas sin aval ni garantía hipotecaria, tu único gasto será la comisión de apertura del nuevo préstamo, que puede variar entre el 0,25% y el 2% del total que hayas solicitado.

Con qué entidades solicitar una reunificación de deudas.

Si todas tus deudas son con la misma entidad, lo más lógico es acercarte hasta sus oficinas para negociar la mejor opción para ambos, tanto si en esa entidad puedes reunificarlas como si no.

En el caso de que quieras una nueva entidad, aquí te dejamos una lista de las que ofrecen reunificación de deudas y de sus condiciones:

  • Younited Credit: entre 24 y 72 meses, con un TAE del 8,29%. Tiene unos gastos de gestión del 2,5%.
  • SuizaInvest: plazo máximo de 20 años, sin cambiar de banco. Es el único que permite préstamos con ASNEF, pero solo concede la reunificación de deudas con garantía hipotecaria.


Esperamos que esta selección de las mejores entidades para solicitar tu reunificación de deudas te haya resultado útil. Recuerda que en nuestra web puedes encontrar toda la información sobre entidades de préstamos rápidos, líneas de créditos y  mini créditos, que pueden darle una solución a tu situación económica.

Consejos

Préstamos online rápidos sin papeleos - ¿Cómo funcionan?

Seguramente te estarás pensando que si las entidades...

Créditos rápidos de fácil aprobación: los trucos para recibir préstamos sin papeleos

Toda entidad dedicada a prestar dinero, y que hace...

Prestamista fiable y honesto, ¿cómo comprobar una entidad financiera?

Además de poder beneficiarse de un tipo de interés...

Los mejores préstamos a plazos de agosto 2019