No puedo devolver, ¿contrato una prórroga o genero intereses de demora?

Cuando se solicita un préstamo online o un crédito rápido, la intención siempre es pagarlo en el plazo establecido. Sin embargo, esto depende de muchas circunstancias y no siempre es posible. ¿Sabes qué opciones tienes cuando eso ocurre? Descúbrelas en este post.

¿Solicitar una prórroga o pagar intereses de demora? Qué hacer cuando no puedes pagar tu crédito.

No es una pregunta baladí. Las entidades de préstamo te dirán que es mejor contratar una prórroga o extensión en lugar de caer en impago. Pero esta afirmación puede no ser válida en todas las situaciones. En algunas de ellas, te interesará generar algunos días de demora y luego pagar tu deuda al completo.

Prórroga o intereses de demora: qué son.

Hay ocasiones en las que se llega a un punto en el que resulta imposible pagar el crédito online que has solicitado. En esas ocasiones surgen dos opciones: solicitar una prórroga o comenzar a generar intereses de demora.

Solicitar una prórroga es un procedimiento sencillo que conviene tanto al cliente como a la entidad de créditos. Por una parte el prestatario no cae en impago y por otra parte la entidad prestamista genera un ingreso extra por el capital ya prestado. 

Consiste en alargar el plazo durante los días que estimes conveniente. Normalmente, hablamos de ampliaciones de 7, 14 o 28 días, ya que son periodos estandarizados.

Lo que se consigue con una prórroga es un respiro para terminar de reunir el dinero necesario para hacer la devolución del préstamo. Ganas tiempo, lo cual en muchas ocasiones es la diferencia entre poder devolver un préstamo rápido online o no.

A cambio de eso, la entidad te exige el pago de una cantidad de dinero. Esa cantidad es mayor cuanto mayor sea la cantidad de días de tu extensión. Además, también se tiene en cuenta el volumen de tu préstamo para calcular esa cantidad.

Es decir que, si tienes concedido un mini crédito personal por una cantidad pequeña y amplías el plazo durante 7 días, la cantidad a pagar por la prórroga no será tan grande como si hubieses pedido un préstamo por cantidades mayores y pidieses una prórroga de 14 días.

En cuanto a los intereses de demora, hablamos de algo completamente distinto. Se trata de cantidades que se generan a medida que van avanzando los días sin hacer la devolución del préstamo.

Debes tener en cuenta que el máximo legal permitido es un 2% diario añadido al porcentaje que ya se paga a la entidad. Y que el total de los intereses de demora queda limitado por las entidades al 200% del capital prestado inicial. Por lo tanto, en situaciones en las que ya llegas al tope, no te preocupará tanto el hecho de seguir generando estos intereses.

Como ves, la prórroga y los intereses de demora son dos conceptos muy diferentes que no debes confundir. Lo mejor ahora que los conoces es ayudarte a elegir cuál te conviene más.

EJEMPLO PRÁCTICO DE CALCULO DE PRÓRROGAS E INTERESES DE DEMORA

Partiremos de un préstamo concedido de 300 euros que nos hemos comprometido a devolver a los 30 días pagando un total de 425 euros, es decir, 125 euros en intereses.

La entidad me añadirá un 1% de interés diario en concepto de demora si me retraso y como opción me plantea una prórroga de 14 dias por 60 euros.

Por tanto los intereses de demora generados despues de 14 días de impago son 42 euros, que son muy inferiores a los 60 euros de la extensión.

Pero cuidado. Si el lugar de 14 días de impago te vas más allá de los 30, probablemente la entidad comience el procedimiento para subirte a Asnef o Badexcug. De ahí que sea importante analizar todas las circunstancias antes de tomar una decisión a la ligera.

Qué es mejor en tu situación.

Nadie puede decir que sea mejor pagar por la prórroga que por los intereses de demora, ni lo contrario. Lo cierto es que depende de la situación de cada uno. Lo que sí que debes tener claro es que hay una serie de factores decisivos a la hora de elegir uno u otro:

  • Cuándo podrás hacer la devolución: si necesitas ampliar el plazo solo unos días porque tienes la certeza de que te va a llegar un ingreso pronto, seguramente te convendrá más generar intereses de demora. En unos días serán menores que lo que te cuesta pagar por la prórroga.
  • Cantidad de tu préstamo personal online: debes tener claro que, si tienes un préstamo muy grande, pagarás muchos intereses de demora. Aunque la cantidad del préstamo afecta también a la tasa por prórroga, no resulta tan importante. Si tu préstamo es muy grande y no tienes claro cuándo podrás pagarlo, seguramente te convenga una prórroga.
  • Condiciones del préstamo: ya que los intereses de demora no pueden ser un 2% más de los que ya pagas, si las condiciones de tu préstamo son buenas no tendrás de qué preocuparte por ellos. Será mejor opción que la prórroga.


En cualquier caso, lo que te aconsejamos es contactar con tu entidad y valorar las diferentes opciones. A ellos les interesa más que a nadie que puedas hacer la devolución, por lo que te darán facilidades.

Además recientemente son muchas las sentencias judiciales que determinan que los deudores sólo tienen que hacer frente al capital inicial y a los intereses asociados al periodo inicial, dejando sin efecto los intereses de demora. Ello ha provocado que las entidades cada vez sean más flexibles a aceptar calendarios de pagos e incluso quitas parciales de las deudas.

Recuerda que no todas las entidades cuentan con posibilidad de prórroga. Puedes comprobar cuáles sí y cuáles no en toda la información de la que dispones en nuestra web. Esta información es clave para tomar una decisión importante.

devolución préstamos

¿Cómo puedo devolver un préstamo?

Si has solicitado un préstamo rápido o piensas hacerlo...

Préstamos gratuitos
Ferratum
300 eur / 30 dias
Dineo
300 eur / 30 dias
Viaconto
300 eur / 30 dias
Ccloan
300 eur / 30 dias
CréditoSí
300 eur / 30 dias
Moneyman
300 eur / 30 dias
Wandoo
300 eur / 30 dias
Los mejores préstamos a plazos de agosto 2019