Intermediario Financiero - ¿Cómo puede ayudarte?

Si aún no conoces la figura del intermediario financiero, este post te resultará útil. Se trata de algo que puede ayudarte a tomar buenas decisiones o a mejorar tus inversiones y ahorros. Para saber cómo opera y en qué puede beneficiarte, solo tienes que leer este post.

Qué es un intermediario financiero

Un intermediario financiero es aquel que actúa entre las personas que quieren ahorrar o invertir y aquellas unidades económicas que necesitan fondos prestados. Su labor es ponerles en contacto, buscando las mejores condiciones para ambos.

Por esa labor de intermediación cobra un porcentaje, que varía en función del peso y del tipo de operación. Algunos ejemplos de entidades que pueden actuar como intermediarios financieros son las cajas de ahorros, los bancos o las entidades de crédito.

Dedido a que los intermediarios financieros normalmente se dedican a muchas otras actividades, pueden estar registradas y autorizadas por la CNMV (la Comisión Nacional del Mercado de Valores) o incluso por el Banco de España, aunque realmente para operar como intermediarios sólo es necesario que estén inscritas en la Agencia Española de Consumo. Se esta forma se garantiza el cumplimiento de la ley 2/2009, del 31 de mayo que regula la contratación con los consumidores de préstamos o créditos hipotecarios y de servicios de intermediación.

Funciones de los intermediarios financieros

Aunque con el tiempo su labor se ha ido diversificando y haciéndose más compleja, principalmente son dos los tipos de servicios que prestan de manera más habitual:

  • Diversificar la cartera del inversor para minimizar el riesgo de sus inversiones, haciendo que puedan comprar fondos a los que no podrían acceder de forma particular, gracias al gran volumen de fondos que mueven.
  • Encontrar entidades que puedan satisfacer necesidades que otros clientes tienen, ejerciendo una tarea de mediación que les da verdadero sentido. Por ejemplo, cuando una persona busca un préstamo hipotecario fuera del circuito de la banca tradicional, el intermediario podría encontrarle el crédito que mejor se ajusta a sus circunstancias económicas.

Tipos de intermediario financiero

Principalmente, tenemos dos tipos, los bancarios y los no bancarios:

  • Intermediarios financieros bancarios: se trata de los bancos privados y las cajas de ahorro. Aunque sus servicios más clásicos son la captación de depósitos y la oferta de préstamos personales y créditos, sus funciones se han ido ampliando con el paso del tiempo.
  • Intermediarios financieros no bancarios: en este caso hay un abanico más grande de entidades diferentes que también pueden hacer tareas de intermediación. Las más habituales son las compañías de seguros, los fondos de pensiones privados, el ICO, los fondos de inversión o las plataformas de préstamos rápidos P2P. En éstas últimas el portal web pone en contacto a pequeños inversores y a prestatarios a cambio de una pequeña comisión de servicio.

Lo cierto es que los bancos han ido creando una estructura interna de entidades similares a estas, con aseguradoras propias, planes de pensiones bancarios, etc., haciendo que las labores de los intermediarios bancarios y de los no bancarios sean a menudo indistinguibles.

Ventajas de trabajar con un intermediario financiero

Invertir o gestionar tus ahorros a través de un intermediario financiero tiene dos ventajas principales. Por un lado, el beneficio que se obtiene gracias a su mediación. Por otro, el flujo constante de dinero que supone trabajar con entidades así.

En cuanto a la mediación, sirve para casar las necesidades concretas y puntuales que tiene un inversor o un ahorrador con la necesidad que en ese mismo momento tiene otra persona. Cuando el ahorrador o el inversor pueden satisfacer la necesidad de quien necesita el dinero, ambos salen ganando.

Esta labor de poner en contacto a unos y otros es similar a la que pueden hacer las inmobiliarias o incluso las agencias matrimoniales. Es algo tan sencillo (y tan difícil de conseguir) como encontrar a dos personas o entidades que pueden beneficiarse mutuamente de dicho contacto.

Queda claro con todo esto que, tanto si quieres invertir como si necesitas dinero, un intermediario financiero puede ser la solución.

UN INTERMEDIARIO FINANCIERO TE PUEDE AYUDAR A CONSEGUIR TU PRÉSTAMO RÁPIDO

Si te encuentras en búsqueda de un crédito personal de un importe alto, muy superior a lo que los micropréstamos pueden ofrecerte, entonces puede ser una buena alternativa que un intermediario financiero te asesore.

Para buscar un préstamo que te ayude a reunificar tus deudas, aceptar una herencia, reformar tu vivienda o pedir un préstamo con ASNEF, los intermediarios podrán ofrecerte un gran catálogo de entidades privadas y prestamistas particulares, por ejemplo, es posible obtener préstamos usando tu vivienda cómo garantía.

Consejos

Préstamos online rápidos sin papeleos - ¿Cómo funcionan?

Seguramente te estarás pensando que si las entidades...

Créditos rápidos de fácil aprobación: los trucos para recibir préstamos sin papeleos

Toda entidad dedicada a prestar dinero, y que hace...

Prestamista fiable y honesto, ¿cómo comprobar una entidad financiera?

Además de poder beneficiarse de un tipo de interés...

Los mejores préstamos a plazos de julio 2019