Préstamos para autónomos, ¿cómo demostrar los ingresos y qué opciones tienen?

Existe la creencia popular de que los autónomos tienen más complicado el acceso a financiación, por ejemplo, en torno a préstamos para abrir un negocio. Un pensamiento con base lógica, si comparamos porcentajes de concesión a quienes trabajan por cuenta ajena y a quienes lo hacen por cuenta propia: ganan, de manera clara, los primeros. Pero los autónomos no carecen de opciones.

QUÉ NECESITO PARA ABRIR UN NEGOCIO

Los trabajadores por cuenta propia cuentan con facilidades para iniciar su actividad, como la tarifa plana de 50 euros en su cuota durante un año, o la posibilidad de cobrar el 100% de la pensión y seguir trabajando, si tiene, al menos, un trabajador a su cargo. Asimismo, pueden cambiar la base de cotización hasta cuatro veces el mismo año, y deducirse un 30% de los gastos de suministros, como el agua, la luz y el teléfono, si trabajan desde casa.

Diferente es, sin embargo, conseguir financiación para abrir un negocio, ya que no siempre es fácil presentar un justificante de ingresos suficiente que garantice que se va a poder devolver el dinero. Merece la pena, en todo caso, estudiar la cuestión, empezando por el principio.

Los créditos para negocios no es en lo primero que hay que pensar, aunque sí será un capítulo indispensable dependiendo de la inversión que necesite. En todo caso, hay que ir paso a paso.

Análisis exhaustivo de tu idea

Todo negocio debe empezar con una idea, que puede ser más o menos novedosa. Habrá quien tenga una idea única y exclusiva de base tecnológica, como en su momento a alguien se le ocurrió lanzar una app que permita medir una actividad deportiva, y habrá quien piense en abrir una bombonería en su pueblo. Y ambas pueden funcionar.

No pienses, de primeras, es que es poco probable llevar a cabo tu idea porque no vas a poder acceder a préstamos para empresas nuevas. Ni siquiera en cuáles son los negocios que dan dinero en España, porque puede que en tu entorno o de la manera en que tú puedes desarrollar ese negocio, no te va funcionar. A priori, no hay nada que está abocado al fracaso o al éxito.

Donde se desarrolla la idea, y se va matizando si es necesario, es en el plan de negocios, recoge factores clave como la definición del concepto, los productos o servicios que se van a ofrecer, el público al que va dirigido o los competidores que ya hay. Debe contener, además, los objetivos, las estrategias que se van a poner en marcha para conseguirlos, la estructura organizacional...

Búsqueda de financiación

Hay varias formas de que un emprendedor consiga dinero para montar un negocio, varías vías con ventajas e inconvenientes que conviene estudiar al detalle.

  1. Subvención pública. Existe la opción, pero las cuantías están bastante limitadas, por lo que se puede considerar una ayuda, pero no una fórmula de financiación total. Otra opción considerable es la financiación de la Unión Europea
  2. Business angels. Se llama así a los inversores privados que aportan no solo capital, sino también experiencia y contactos. Son, pues, mentores, pero pueden desempeñar su papel a cambio de un papel protagonista en la gestión del negocio. Además, buscan algo específico en lo que invertir, como empresas de base tecnológica.
  3. Capital riesgo. Entidades profesionales que tendrán participaciones en el capital de la empresa. Son solventes y ofrecen garantías, pero poco flexibles, así que, habitualmente, recurren a ellas empresas que ya tienen cierta trayectoria y prevén crecer.
  4. Crowdfunding. Consiste en la solicitud de ayuda económica para financiación a una comunidad, lo que se suele hacer a través de Internet, y de plataformas como Kickstarter. Se propone algún incentivo, como el envío de material, pero la idea debe despertar cierto interés para cubrir expectativas. Y, normalmente, son las ideas más novedosas las que lo hacen.
  5. Préstamo participativo. La entidad que presta el dinero participa en los beneficios de la financiada, además de cobrar un interés fijo. El préstamo tiene opciones asequibles de devolución, pero la financiera se quedará con los primeros beneficios. Una de las ventajas de los préstamos rápidos es que tienen menos requisitos que la subvnción pública, por ejemplo. 
  6. Personas cercanas. Se puede pedir ayuda a lo que, en el argot, se conoce como FFF, del inglés, family, friends and fools (familia, amigos y locos). La cuantía estará más limitada que en otros casos, y se pone en riesgo la relación personal, pero no se necesita dar muchas explicaciones y la devolución será la más flexible.

Conseguir un préstamo para iniciar un negocio

La financiación bancaria, pese a todas las anteriores, es la primera que se viene a la cabeza de cualquier que esté buscando financiación.

  1. Elegir el producto. Dependiendo de su situación, puedes elegir pólizas de crédito para autónomos, o préstamo para abrir un negocio o para ampliar objetivos en una actividad que ya desarrollas. En cuanto a financieras tradicionales, puedes encontrar opciones interesantes en ING, Cetelem o Liberbank. Sin embargo, las financieras que operan 100% online pueden hacer el proceso más rápido, fácil y discreto. Usa el comparador de Loando, en el apartado de préstamos a plazos o de líneas de créditos, para conocer tus mejores opciones, según cantidades y tiempo de devolución.
  2. Hacer los trámites. El escollo principal es la justificación de ingresos. La financiera querrá asegurarse de que puedes devolverlo, así que te lo pedirá. Algunos documentos que te pueden ayudar son:
  • Un dossier informativo para que la entidad pueda conocer el negocio, sus inicios, tu trayectoria, los proveedores con los que trabajas o los objetivos futuros.
  • Última declaración del IRPF.
  • Documentos contables, como los modelos trimestrales del IRPF, o el resumen anual.
  • Últimos recibos abonados.
  • Movimientos de la cuenta, para que puedan ver ingresos y, en su caso, capacidad de ahorro.

Solicitud de permisos y trámites

Con la idea ya bien madurada y el dinero suficiente para ponerla en marcha, es hora de ponerse manos a la obra con permisos y trámites, que también has debido contemplar previamente en el plan de negocios. Cada actividad tiene las suyas propias, así que debes informarte bien y comparar las disponibles opciones. 

Añadir comentario

##    ## ##    ##  ######      ###          ## 
###   ##  ##  ##  ##    ##    ## ##         ## 
####  ##   ####   ##         ##   ##        ## 
## ## ##    ##    ##   #### ##     ##       ## 
##  ####    ##    ##    ##  ######### ##    ## 
##   ###    ##    ##    ##  ##     ## ##    ## 
##    ##    ##     ######   ##     ##  ######  

Registrese para ocultar este campo