Financiación de la Unión Europea y créditos rápidos, ¿cuál es la mejor solución?

El acceso a financiación es el gran reto que afrontan autónomos durante el desarrollo de su actividad. En comparación a los años de crisis, la situación ha mejorado gracias a que las entidades financieras han ido abriendo el gripo del crédito, pero también a las fuentes alternativas. Hablamos del crowdfunding o crowlending y de los créditos rápidos.

Créditos para emprendedores

Un crédito para emprendedores es una opción a considerar a la hora de buscar financiación para empresas.

Para empezar, porque estabiliza el flujo de dinero líquido, lo que es útil para hacer frente a pagos en momentos en los que se dispone de poco efectivo, para que las deudas no terminen ahogando. La liquidez ayuda a que la empresa pueda tomar una posición competitiva frente a clientes y proveedores porque, al contar con respaldo, es capaz de negociar mejores condiciones en torno a volumen, plazo o precios. El crédito, además, ayudaría a que la empresa pueda financiar una posible ampliación y/o modernización de sus instalaciones y equipos de trabajo.

En resumidas cuentas, se trata de una herramienta óptima para registrar un buen historial de pago, establecer y lograr objetivos a medio y largo plazo e incluso reducir la carga fiscal. Al plantearse el acceso a financiación externa, una empresa tiene a su disposición productos muy diversos, entre ellos, los dos que te comentamos a continuación.

Financiación de la Unión Europea

La UE tiene programas de financiación que se pueden solicitar según la naturaleza de la actividad o proyecto que se desarrolle o se pretenda desarrollar.
Por un lado, está la financiación directa, las subvenciones y contratos, que ofrecen capital directo gestionado por la Comisión Europea. Las subvenciones se dirigen a proyectos que promuevan las políticas de la UE, previa convocatoria de propuestas, y las pueden solicitar desde asociaciones empresariales a consultoras, proveedores de servicios para empresas… Los contratos se publican por las instituciones europeas para adquirir bienes o servicios, incluyendo obras.

Por otro lado, la financiación indirecta es gestionada por administraciones nacionales y regionales. Son los famosos Fondos Europeos, y alcanzan el 80% del presupuesto de la UE. Tiene varios ejes: Fondo Europeo de Desarrollo Regional (desarrollo regional y urbano), Fondo Social Europeo (inclusión social y buen gobierno), Fondo de Cohesión (convergencia económica de las regiones menos desarrolladas), Fondo Europeo Agrícola de Desarrollo Rural y Fondo Europeo Marítimo y de Pesca.

Para acceder a ellos, hay que dirigirse a la administración regional o nacional correspondiente del estado miembro, como el Ministerio de Agricultura.

Para 2023, España habrá recibido más de 35 000 millones de euros de Fondos Europeos, según la Cámara de Comercio, que recoge así las opciones de financiación para empresas:

  1. FEDER para ayudas relacionadas con la innovación: los puntos de contacto más próximos para información y solicitud, en su caso, son los Centros Tecnológicos de la Región, las Agencias Regionales de Innovación y también las Agencias de Desarrollo Local.
  2. Proyectos vinculados a TIC. Las comunidades autónomas ofrecen líneas de cofinanciación y Red, y las Cámaras tienen el Programa TicCámaras, para mejorar la competitividad con la incorporación de nuevas tecnologías.
  3. FEDER/FSE para internacionalización. Principalmente, se gestionan desde el ICEX y las Agencias de Promoción Regional.
  4. FSE para formación y fomento del empleo. Los gestiona la Fundación Tripartita, en colaboración con las Consejerías de Empleo.
  5. FSE para emprendimiento y creación de empresas. Los gestionan organismos autonómicos y locales, que ofrecen apoyo y orientan. Por su parte, la Cámara de comercio ha gestionado el Programa de Apoyo Empresarial a las Mujeres (PAEM), para la puesta en marcha de negocios a través del asesoramiento y el microcrédito.
  6. FEDER para facilitar el crédito a las empresas. La línea se llama Iniciativa PYME, y ha ido dirigida a entidades financieras en épocas de cierre del grifo del crédito. Bankia y Banc Sabadell, entre otros, trabajaron con ella.

Cabría también mencionar los FSE para fomentar la inserción laboral (a través de ONG y Consejerías de Asuntos Sociales), además de FEADER y FEMP para el desarrollo rural, la agricultura, la pesca sostenible y la protección del medio ambiente.

  • Ventajas. En la mayoría de los casos, se trata de ayudas que no hay que devolver, por lo que su coste es 0. Y es que se supone que la actividad que financian repercute en bienestar para una región concreta de la UE.
  • Desventajas. Las cuantías son limitadas porque, aun cuando las ayudas representan la mayor parte del presupuesto de la UE, deben repartirse entre todos los Estados Miembro. Esto hace complicado su acceso para la mayoría de empresas, casi imposible para pymes y autónomos (depende del sector que ocupe, de sus posibilidades de expansión y otros factores). Las ayudas se han dedicado durante años a construir infraestructuras de calado en las comunidades autónomas, proyectos I+D+i…, lo que deja fuera a muchas empresas.

Créditos rápidos y la financiación para empresas

Son ofrecidos, en la mayoría de los casos, por financieras que operan a través de páginas web, por lo que el proceso es 100% online. Es similar en todos los casos: el cliente utiliza su simulador para conocer las posibilidades, en cuanto a dinero, plazos e intereses; se registra para poder iniciar la solicitud, completando sus datos personales y aportando una documentación mínima; verifica su identidad, para lo que las financieras hacen uso de plataformas con Instantor; y, en caso de ser aprobada su solicitud, recibe el dinero en poco tiempo.

Son de mucha utilidad, en medio del proceso, utilizar comparadores como Loando, porque muestran en la misma pantalla una relación ordenada de posibilidades, considerando las que mejores condiciones ofrecen en función de los criterios de búsqueda especificados. Esto facilita que el cliente dé con el producto que mejor se ajusta a sus necesidades.

Conviene además mirar las posibilidades de los créditos rápidos nuevos, financieras recién llegadas a un mercado en el que pretenden hacerse un hueco ofreciendo condiciones bastante ventajosas a sus primeros clientes: comisiones más bajas, intereses del 0% en las primeras fases de uso, mayores posibilidades de renovar…

  • Ventajas. El acceso es rápido, fácil y efectivo, luego se trata de la opción ideal para quienes tengan una necesidad puntual de liquidez. Prácticamente cualquier empresa puede acceder a las líneas de crédito de las financieras online.
  • Desventajas. Lleva asociados intereses altos. Te invitamos a utilizar nuestro comparador para valorar costes y elegir tu mejor opción.

Con todo, no podemos concluir que una u otra sean mejores fórmulas para la financiación de una empresa. Ambas, con sus ventajas y desventajas, deben ser bien valoradas por el emprendedor, que puede encontrarse en una situación muy concreta: de necesidad de dinero urgente, de liquidez puntual, con expectativas de poner en marcha una nueva línea de negocio que puede esperar, con posibilidades de desarrollar un proyecto de calado para su comunidad…

Consejos

Préstamos para autónomos, ¿cómo demostrar los ingresos y qué opciones tienen?

Existe la creencia popular de que los autónomos tienen...

Líneas de crédito como alternativa para los préstamos para empresas

La línea de crédito para autónomos o empresas es un...

¿Cómo pagar los impuestos si no hay dinero? Préstamo rápido para pagar los impuestos

A los gastos ordinarios e impuestos se suman los ajustes...

Añadir comentario

      ## ##    ## ########  #######   ######   
      ##  ##  ##       ##  ##     ## ##    ##  
      ##   ####       ##   ##     ## ##        
      ##    ##       ##    ##     ## ##   #### 
##    ##    ##      ##     ##     ## ##    ##  
##    ##    ##     ##      ##     ## ##    ##  
 ######     ##    ########  #######   ######   

Registrese para ocultar este campo