Línea de crédito y préstamo rápido - ¿cuales son las diferencias?

¿Son un crédito y un préstamo lo mismo? ¡Ni mucho menos! Préstamos online, créditos rápidos, minicréditos o micropréstamos son términos que a menudo se usan como sinónimos, pero que no lo son. Existen varias diferencias, la diferencia principal es que en el caso del préstamo solicitas una cierta cantidad de dinero, que devuelves en un tiempo determinado. Por otro lado, la línea de crédito trata de una cantidad de dinero del cual puedes usar sólo una parte, en un cierto límite. Descubre todas las diferencias y elige la mejor opción para ti.

¿Qué diferenciaS hay entre un préstamo a plazos y una línea de crédito?

En un préstamo, la entidad que te lo concede te da una cantidad de dinero que debes devolver en un plazo de tiempo determinado. Bien puede que lo tengas que devolver en un único plazo, son los micropréstamos. O en varias cuotas, entonces hablamos de préstamos a plazos. En cualquier caso, esa cantidad es tuya, y puedes hacer con ella lo que necesites.

  • La cantidad que se devuelve es el total que se pidió más los intereses y/o comisiones correspondientes y acordadas previamente.
  • En este caso, esos intereses se calculan sobre el total que la entidad te ha prestado. Hagas lo que hagas con ese dinero y gastes lo que gastes, no importará a la hora de calcular los intereses correspondientes para la devolución.

La línea de crédito funciona de manera diferente. En primer lugar, en ella no se entrega una cantidad de dinero. Lo que se hace es fijar un límite hasta el que puedes disponer libremente. Conforme vas cogiendo dinero de ese crédito, puedes pedir más, pero siempre sin pasarte del límite.

  • Aquí los intereses se calculan sobre el dinero del que has dispuesto, no sobre el límite total que tenías. Es decir que, cuanto menos gastas, menos intereses se te cobran. Eso sí, los bancos suelen cobrar una comisión por el efectivo que no se ha utilizado.
  • Otra diferencia es que en la línea de crédito puedes renovar varias veces su vencimiento. Sin embargo, el préstamo debe amortizarse en el plazo que hayáis acordado. No obstante, algunas entidades admiten posibilidad de prórroga en sus préstamos inmediatos.
  • En cuanto a los intereses, suelen ser más altos en las líneas de crédito que en los préstamos. Y las líneas de crédito cuentan con otro hándicap: su plazo suele ser inferior. Lo más habitual es que en una línea de crédito, tengas que hacer frente a un pago mensual, que obviamente podría variar en base al capital que hayas utilizado.

Normalmente en las líneas de crédito son los propios ingresos y su capacidad financiera la que hacen de garantía.  En los préstamos exigen similares requisitos, pero se abre la posibilidad a personas por ejemplo con ASNEF, en cuyo caso el préstamo debe venir avalado por un coche, avalado  por una propiedad o avalado por una tercera persona o avalista.

¿Para qué se usan los préstamos y las líneas de crédito?

Cada uno de ellos se puede utilizar para lo que necesites. La entidad de créditos rápidos no se va a meter en el uso que le das al dinero. Aunque es cierto que algunas te lo preguntan al hacer la solicitud, es por simple información para sus estudios de mercado.

Lo más habitual es que los préstamos personales se utilicen para comprar algo concreto o para hacer una inversión. Si quieres el dinero para comprar un coche, para adquirir un inmueble o para hacer una inversión para un negocio, lo más lógico es pedir un préstamo personal online.

Las líneas de crédito están más pensadas para cuando existen problemas de tesorería. Es decir que, si no llegas a final de mes o estás pasando una situación financiera complicada, esta es la opción que más clientes usan.

Te permite ir disponiendo de ella según las necesidades que vas teniendo, y cuentas con la ventaja de que no pagas intereses por la parte que no tocas. Por eso, es algo más flexible que un préstamo rápido.

¿Cuál es mejor para mí?

Para saber si es mejor pedir un préstamo a plazos o una línea de crédito, debes valorar tus propias circunstancias personales.

Lo primero en lo que debes pensar es en para qué quieres el dinero. Como hemos comentado en el punto anterior, eso puede ser un elemento importante para decidirte. Ten claro qué tienes que pagar y en cuánto tiempo tienes que hacerlo.

También resultará importante tu situación económica. No es lo mismo enfrentarse a una falta de liquidez puntual que estar en una situación de bancarrota. Todos estos son factores que también hay que tener en cuenta, pues resultan decisivos para la elección.

Para decidirte, debes tener en cuenta las ventajas y desventajas de ambos.

  • En los préstamos tienes la ventaja de que el tipo de interés suele ser menor y el plazo más amplio. Sin embargo, los intereses se calculan sobre el total que has pedido.
  • En la línea de crédito solo gastas lo que tú quieres, y se te calcula el interés sobre esa base. La parte negativa es que el tipo de interés suele ser mayor que en los préstamos rápidos.

Para finalizar, debes fijarte en las condiciones particulares que cada entidad te ofrece. Con esto nos referimos a comisiones de apertura, plazos de devolución, comisiones de mantenimiento, bonificaciones, etc.

Sea como sea, lo principal es informarse. Y para eso tienes nuestra web. En ella puedes saber todo lo que las mejores entidades financieras online ofrecen, tanto en líneas de crédito como en préstamos personales online.

Préstamos gratuitos
Ferratum
300 eur / 30 dias
Dineo
300 eur / 30 dias
Viaconto
300 eur / 30 dias
Ccloan
300 eur / 30 dias
CréditoSí
300 eur / 30 dias
Moneyman
300 eur / 30 dias
Wandoo
300 eur / 30 dias

Consejos

Préstamos online rápidos sin papeleos - ¿Cómo funcionan?

Seguramente te estarás pensando que si las entidades...

Créditos rápidos de fácil aprobación: los trucos para recibir préstamos sin papeleos

Toda entidad dedicada a prestar dinero, y que hace...

Prestamista fiable y honesto, ¿cómo comprobar una entidad financiera?

Además de poder beneficiarse de un tipo de interés...

Préstamos para autónomos, ¿cómo demostrar los ingresos y qué opciones tienen?

Existe la creencia popular de que los autónomos tienen...

Los mejores préstamos a plazos de agosto 2019